Fase de Ascenso I El CB Marbella se va de Gandía soltándose la melena y ganando a El Masnou sobre la bocina (78-80)

B138A908-80BE-417F-B4A2-3C39AB3EECF5

 

 

 

 

 

Se acabó la Fase de Ascenso a LEB Plata para el CB Marbella, que ganó en el tercer partido a El Masnou por 78-80 en la prórroga con una canasta sobre la bocina de Lucas Hausman. Los azulones, que fueron por detrás durante todo el encuentro, se van de Gandía con dos triunfos estratosféricos ante los anfitriones y ante los catalabes y una derrota por 77-74 ante CB Villarrobledo, equipo que consiguió finalmente el billete para subir de categoría.

El equipo de Francis Tomé acusó durante más de 30 minutos el cansancio y el esfuerzo físico de los días anteriores, pero tiró de orgullo y de corazón para remontar un partido que se le puso muy cuesta arriba desde el inicio. El Masnou, con un equipo muy veterano y experimentado, se aprovechó de la baja de Ferni Ferruz para desde el primer cuarto meter miedo al conjunto marbellero, que no se encontró cómodo en la pista y rotó mucho el banquillo dando minutos a los menos habituales, que tras las lesiones y el desgaste, tuvieron un mayor protagonismo. Asi, en el 1Q ganaba el CB Marbella por 16-18 y al descanso caía 36-35, tras una pequeña remontada que daba aire al equipo.

Mal empezaba el tercee cuarto con un parcial de 7-0 que daría la ventaja hasta el final del partido a los catalanes, obligando a doblar esfuerzos a un CB Marbella que no tenía la frescura ni el acierto del día anterior ante UPB Gandía. Poco a poco fue entrando en reserva física El Masnou y Francis Tomé animaba a los suyos a pegar el estirón para aprovechar con Pape Sow y Evan Maxwell la ventaja en los rebotes. Así fue, y con 71-71 El Masnou tenía bola para ganar el partido, pero falló la última y se fue el partido al tiempo extra.

En los cinco minutos adicionales, Lucas Hausman y Pape Sow entraron en acción para ir sumando detalles a favor del CB Marbella hasta el punto de ponerse cuatro puntos por encima a mitad de tiempo (70-74), pero El Masnou no se iba a dejar vencer tan rápido. Empataron los catalanes a falta de poco para el final y la última posesión era para el CB Marbella. Lucas Hausman recibió frente al aro, apuró el reloj hasta los tres segundos y se fue para dentro. El balón subió, dio en el tablero y entró para el delirio de la grada azulona, que soñaba terminar esta temporada con una alegría y que a pesar del sufrimiento celebraba el 78-80 por obra del americano.

Así, el CB Marbella no asciende a LEB Plata por tres puntos, justamente por la derrota del primer día ante CB Villarrobledo, pero el cuerpo que se le queda a uno tras ver a este equipo pelear y luchar hasta el final es de haber conseguido lograr lo que parecía inalcanzable.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario